Special Agent en Federal Bureau of Investigation
Descripción del trabajo

Un día de “rutina” para un agente especial es cualquier otra cosa menos lo que su nombre indica: rutina. Puede implicar la entrevista de un sujeto para una investigación en curso en la mañana, testificar ante el tribunal antes de la hora del almuerzo, planificar una operación por la tarde y hablar en un evento comunitario antes del anochecer. Nuestros agentes buscan criminales cibernéticos, se infiltran en bandas del crimen organizado y supervisan investigaciones de terrorismo, a menudo colaborando en el entrenamiento de sus contrapartes locales, estatales y hasta extranjeras con respecto a las últimas tecnologías en recopilación inteligente y análisis de datos.

Todos los solicitantes deben pasar los requisitos de aptitud física, incluidos los estándares médicos y auditivos y todas las fases de la Prueba de Aptitud Física (PFT por sus siglas en inglés) del FBI. Los seleccionados deben estar en buena forma física para completar el entrenamiento “Quantico” y mantener un alto nivel de aptitud física a lo largo de sus carreras.

Los Agentes Especiales son responsables de hacer cumplir más de 300 normativas federales, así como de realizar investigaciones sensibles de seguridad nacional. Trabajan para desarrollar relaciones dentro y entre las comunidades en apoyo de nuestra misión principal: proteger al pueblo estadounidense y defender la Constitución de los Estados Unidos.